DE QUE SE TRATA

Se lanzó la UTEP de La Matanza: llamaron a marchar con la CGT y reclamaron “cercanía” al Gobierno

El “sindicato” de las organizaciones sociales empieza a tomar forma en el Distrito para ampliar la afiliación y pelear por el reconocimiento de la economía popular. Convocatoria a volver a las calles, críticas a la ley que promueve Massa y demanda para que el Frente de Todos atienda las necesidades de los sectores populares.

Los movimientos sociales con presencia en La Matanza formalizaron, este miércoles, el lanzamiento de la seccional local de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), el “sindicato” que representa a las organizaciones territoriales que buscan, a través de esta herramienta, que el Estado reconozca derechos a los trabajadores de la economía popular que debieron “inventarse su trabajo” tras ser desplazados del mercado laboral formal. El lanzamiento, que tuvo lugar en un club de barrio de Rafael Castillo, fue encabezado por el secretario general de la UTEP a nivel nacional, Esteban “Gringo” Castro, y acompañado por referentes locales como Patricia Cubría, del Movimiento Evita; José Oscari, de SOMOS-Barrios de Pie; y Fredy Mariño, de la CCC. Estos dos últimos forman parte, también, del consejo directivo nacional.

Durante el acto, las organizaciones confirmaron que participarán, el próximo lunes, de la movilización que viene gestando la CGT nacional por el Día de la Lealtad, luego de que el acto que estaba organizando el Gobierno nacional para el próximo domingo quedara suspendido, según confirmó el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Pero, también, hubo espacio para reclamar que el Frente de Todos construya unidad desde las bases y se muestre “cercano” a las mayorías populares.

“A nosotros no nos han regalado nada, todo lo que conseguimos, como el salario social complementario, lo logramos en la calle, luchando. Entonces, este 18 de octubre, vamos a la calle todos y todas, demostrando quiénes somos los que integramos la economía popular. Que nos vean, que nos escuchen y que nos reconozcan como gremio y dejen de llamarnos planeros”, fue la convocatoria que puso en su voz Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán y secretaria general adjunta de la UTEP nacional.

En concreto, lo que se formalizó este miércoles fue la conformación de la “junta promotora” de la UTEP local, a la que reportarán “más de 20 organizaciones”. Además de las ya mencionadas, forma parte, también, la pata local del MTE, que dirige Juan Grabois. “Estamos dando inicio al proceso de institucionalización del sindicato para que el año que viene podamos ir a elecciones a elegir autoridades, terminar el proceso de afiliaciones y construir esta herramienta gremial. Es un paso necesario, venimos luchando por este momento desde hace años, queremos la dignificación de estos trabajadores populares, que construyen riqueza como cualquier otro argentino”, marcó Cubría, en diálogo con El1 Digital, y explicó que será un paso clave para integrarse a la CGT.

“Es un proceso natural que queremos dar, como cualquier otro sindicato de la Argentina y queremos ser parte. De hecho, el lunes vamos a movilizar juntos y desde acá estamos convocando a participar de esa gran marcha, que es un día clave para nosotros, los peronistas”, agregó la líder del Movimiento Evita.

En la misma línea, Oscari dijo que la formalización de la UTEP local “es un elemento fundamental, teniendo en cuenta la cantidad de trabajadores de la economía popular que hay en el Distrito”. “Hay más de 600.000 matanceros que hacen venta ambulante, que trabajan en ferias, que son trabajadores informales y es importante que los afiliemos y se sumen para que tengan derechos como cualquier otro trabajador”, destacó el dirigente y explicó que esa campaña de afiliación se intensificará en las próximas semanas.

“La Matanza, con más de dos millones de habitantes, pasó de ser un distrito netamente industrial a ser una ciudad dormitorio, donde la mitad de la gente está desocupada o son trabajadores de la economía popular que se generaron su propio sustento. Por eso, es clave que en este momento de crisis tan profunda, puedan tener representación y podamos lograr el reconocimiento gremial del Ministerio de Trabajo. Queremos, sin forcejear, que se nos vayan abriendo las puertas, incluyendo la de la CGT, que es una puerta pesada”, sumó Mariño.

Reclamos de “cercanía” y llamado a la unidad

Durante los discursos, los dirigentes sociales llamaron a que el Gobierno muestre “cercanía” con los más humildes. “Eso va a permitir que cuando haga falta tomar decisiones potentes, con mucho coraje, el pueblo esté en la calle y se fortalezca el Gobierno, siempre mirando a las mayorías populares. Ese proceso queremos dar desde la UTEP. Ese fortalecimiento es el que necesitamos y lo que estamos exigiendo, no para ganar una elección, sino para generar cambios. Por eso, es importante que el Presidente esté saliendo a escuchar al pueblo”, destacó Castro, quien acompañó a Alberto Fernández en una de sus recientes incursiones en Luján, donde dialogó cara a cara con los vecinos. “Es momento para escuchar lo que se necesita”, marcó.

En ese sentido, también se habló del proyecto que presentó el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para convertir los planes sociales en trabajo, que a las organizaciones les genera ciertos reparos. “Los compañeros mismos le han dicho al Presidente que nosotros ya trabajamos. Para nosotros, desde 2016, no existen más los planes sociales: no es una dádiva que nos dan, sino que es un salario social complementario que ganamos gracias a la lucha y que viene a complementar el ingreso que generamos trabajando dignamente todos los días”, dijo el titular de la UTEP. “Tenemos que hacer que la política esté al lado de los pobres”, sumó.

“Estamos haciendo historia en La Matanza, haciendo un sindicato con todos los trabajadores y trabajadoras que ponen su vida todos los días para tener un ingreso. Y la política, ahora, dice que va a generar trabajo, ¿cuándo mierda va a generar trabajo si hace 20 años que vivimos del salario social, entonces donde está la discusión? Los compañeros que están en el Congreso tienen que hacer autocrítica porque en los ’90, cuando el país se caía y nos quedamos sin trabajo, nadie estaba ahí discutiendo. Ya somos trabajadores de la economía popular, trabajamos todos los días y necesitamos que nuestro salario este a la altura, porque los 15.000 pesos que cobramos son una miseria”, fue el planteo que expuso Oscari, con más dureza, y preguntó: “¿El año pasado, en la pandemia, fuimos parte de la solución y ahora somos el problema?”.

Si bien todas las organizaciones que conforman la UTEP integran el Frente de Todos, también hubo lugar para algunos reclamos, especialmente, de cara a las elecciones, con la consigna de que deben responderse las demandas populares para evitar que, en 2023, vuelva a gobernar Juntos por el Cambio.

“Ya sabemos lo que nos pasó en las PASO y no nos tiene que volver a pasar. Sabemos lo que significa que vuelva quien ya estuvo. Sabemos qué política y país quieren ellos. Pero, también, sabemos qué país queremos nosotros: uno que nos integre, que vea nuestro laburo, que entienda que somos parte de una economía popular. Que hay otra economía, que se organiza y sale a laburar. Que no salgan a decir ‘reconversión de planes en trabajo’, porque trabajo tenemos. Queremos derechos laborales, que es lo que nos falta”, destacó Sánchez.

Por último, Cubría consideró que “la democracia, todavía, le debe muchos derechos a nuestro pueblo y, por eso, es necesario fortalecer la unidad”. “La unidad política que logramos conseguir para ganar la elección no se pudo traducir en la unidad de una coalición de gobierno y, por eso, a veces, hay tantas contradicciones entre las expectativas que tenía nuestro pueblo y los hechos, aparte de que en el medio hubo una pandemia. Lo que nos falta es construir esa unidad en los territorios”, cerró.

Fuente: https://www.el1digital.com.ar

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar