CULTURA

Se celebra el Día Mundial de la Fotografía

La efeméride, festejada por primera vez en 2010, tiene su origen en la presentación del daguerrotipo, cuyo acontecimiento sucedió el 19 de agosto de 1839, en Francia.

El daguerrotipo consiste en la obtención de una imagen sobre una superficie de plata pulida, que actúa como un espejo donde se refleja la imagen. El nombre del invento se debe a su creador, Louis Daguerre, quien perfeccionó la técnica de Joseph Nicéphore Niépce. El 19 de agosto de 1839, Daguerre presentó el daguerrotipo ante la Academia de Ciencias de Francia y, ese mismo día, fue establecido como la primera práctica del proceso fotográfico. Sin embargo, la efeméride recién se celebró desde el 2010, tras una iniciativa de Korske Ara, el fundador y director del proyecto World Photo Day.

El daguerrotipo se desarrolló en Argentina entre 1840 y 1860. En esa primera etapa, se realizaron varios intentos de copiar la técnica, pero los altos costos no permitieron hacer una mayor difusión del proceso fotográfico. En 1843, ante la aparición de La Gaceta Mercantil, John Elliot ofreció sus servicios para realizar retratos a través de este método. De esta manera, Elliot fue el primer profesional de la fotografía que trabajó en el país.

“La fotografía es como la huella más fiel de la realidad, es lo más cercano a lo que podemos llegar desde una construcción artística. Otra singularidad de esta disciplina es la espontaneidad al generar una imagen y la potencia de la misma, en un instante decisivo se tiene la imagen que se quiere reflejar”, señaló Facundo Ballesta en diálogo con El1 Digital.

Asimismo, el fotógrafo matancero explicó que los criterios básicos a la hora de tomar una fotografía son: en primera instancia, tener paciencia, contemplar y disfrutar el momento a fotografiar y, después, prestarle mucha atención a la luz y a lo que se quiere mostrar con dicha imagen.

Respecto a las características de la manifestación artística en la actualidad, Ballesta consideró: “Más allá de que el sistema fotográfico siempre fue mucho más veloz que otros sistemas de creación de imagen, hoy está más rápido. Los dispositivos actuales generan una democratización de la fotografía aún más grande de la que se tenía antes de que cualquier persona pudiera generar una imagen, y eso está buenísimo. Muchas veces se piensa que es una contra que todo el mundo tenga una cámara en sus manos, pero, en realidad, es bárbaro, y además hace que los artistas de la imagen nos obliguemos a reinventar lo que se genera, a buscarle otra idea, a meter más criterio compositivo y artístico del que se tenía años atrás, cuando el registro de por sí ya sumaba un montón”.

Fuente: http://www.el1digital.com.ar

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar