ECONOMIA

La crisis del rubro textil: faltante de productos y una fuerte caída de ventas

Desde el sector, hicieron hincapié en las trabas de la importación de algunos insumos necesarios. “Como está cerrada la importación, lo que se fabrica es poco porque mucha materia prima no está”, sostienen.

De la edición impresa.

El cierre del 2022 no es el mejor en el aspecto económico, y el sector comercial es uno de los afectados. Y, en este aspecto, el rubro textil parece ser uno de los más complicados, con bajas en las ventas y aumentos que se ubican por encima de la inflación general, con más de 120 por ciento en los últimos doce meses.

Podés seguir leyendo…

En diálogo con El1 Digital, Gustavo Martorello, que posee un local de indumentaria en San Justo y es integrante de Juntos Somos Más, expresó que una de las principales problemáticas del sector está relacionada con los proveedores: “Casi todos los productos tienen componentes importados y el Estado no los deja entrar al país, por lo que hay faltante de materia prima”.

En ese sentido, indicó: “Como está cerrada la importación, lo que se fabrica es poco porque mucha materia prima no está”. “La poca mercadería que hay, llega con aumentos desmedidos porque el importador se aprovecha y cobra precios que no corresponden. Si uno quiere la mercadería, la tiene que pagar al dólar blue, y esto se traslada al precio”, aseveró.

También te puede interesar…

Además, aseguró que «hay un aumento mensual de entre ocho y diez por ciento en los costos de los productos». “Con tanto aumento de precios, todos estamos más pobres y bajan las ventas. El rubro textil no es esencial y se posterga la compra”, señaló, y sumó: “El consumo cayó muchísimo y la gente se resigna porque ve que todo sube. La mayoría de las ventas se están haciendo con el plan Ahora 3, a tres cuotas sin interés”.

En esa línea, Gonzalo, encargado de un local de calzado ubicado en Ramos Mejía, sostuvo que el lugar tiene «problemas en conseguir algunos insumos internacionales». Por su lado, Laura, empleada de un local de San Justo, precisó: «Hay unas chinelas tradicionales de hombre, que trabajamos muchos años, pero ya no entran más y no se consiguen».

Con respecto a las ventas, afirmó que «bajaron un montón» y que «antes, un cliente se llevaba dos o tres pares, pero, hoy, nunca más de uno». «En lo que es textil, que se puede postergar la compra, las ventas cayeron muchísimo», concluyó Martorello.

Los números del calzado

En diálogo con este medio, el vicepresidente de la Cámara de la Industria del Calzado, Fernando De Vito, se refirió a la situación del sector: “Es importante que el sector tuvo una recuperación sostenida en la pospandemia, más precisamente, desde finales del 2021 a la fecha”. “Muchas de nuestras fábricas ya se encuentran con una producción mayor a la del 2019, el último año comparable antes de la pandemia”, añadió.

No te vayas sin ver…

No obstante, subrayó que tanto la producción como la demanda al público se ven afectadas por una cuestión que atañe a la actividad de otros rubros, como la importación: “Hay una preocupación en el sector del calzado por la falta de insumos para la producción, debido a las restricciones para importar”.

“La mayoría de nuestros insumos son importados, como el cuero y todas las anilinas para su curtido, que, vale aclarar, representan un commodity, como la soja, que tiene cotización internacional”, consignó, y agregó “los sintéticos y los componentes de la industria del cartón y los embalajes, así como aquellos para fabricar adhesivos”.

Por último, mencionó que otra de las razones por las que el sector manifiesta una retracción en su demanda es “el nivel de inflación, que impacta de lleno en el bolsillo de la población”, aunque aclaró que esto no ocurre “por el calzado, sino por todos los incrementos de los productos de la economía, sobre todo, los de la canasta básica”.

Fuente:  https://www.el1digital.com.ar

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar