ECONOMIA

Desde la CGERA, respaldaron los cambios implementados en el sistema de importaciones

Desde la entidad empresaria, destacaron que las modificaciones en las importaciones permiten cuidar las divisas y garantizar que las PyMEs cuenten con los insumos necesarios para la producción. No obstante, indicaron que el plazo de 60 días tras el despacho continúa siendo insuficiente para muchas PyMEs.

La CGERA reiteró que el plazo de 60 días tras el despacho a plaza para girar las divisas continúa siendo insuficiente para muchas PyMEs.

A mediados de octubre, el Gobierno decidió reemplazar el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) y el Sistema Integral de Monitoreo de Pagos al Exterior de Servicios (SIMPES) por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) y los Pagos de Servicios al Exterior (SIRASE). Los nuevos esquemas, dispuestos por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en conjunto con la Secretaría de Comercio, tienen como objetivo dar un mayor ordenamiento y trazabilidad completa a las operaciones, además de evitar casos de sobrefacturación, uso abusivo de cautelares y otros mecanismos irregulares.

A poco menos de un mes de su puesta en marcha, desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) destacaron que los cambios implementados permiten cuidar las divisas, brindar previsibilidad y garantizar que las PyMEs cuenten con los insumos indispensables para seguir produciendo y generando empleo. Además, aclararon que los sectores productivos representados por la entidad no son parte de los que presentan cautelares o sobrefacturan o subfacturan importaciones. En efecto, uno de los motivos que impulsó el SIRA fueron las numerosas inconsistencias de las importadoras detectadas bajo el SIMI, como el uso abusivo en la interposición de cautelares para eludirlo.

Asimismo, la CGERA reiteró que el plazo de 60 días tras el despacho a plaza para girar las divisas continúa siendo insuficiente para muchas PyMEs, ya que serían unos cien días para poder girar (60 días más 45 de flete), contando que muchas PyMEs tenían al momento 90 días de plazo y, en otros casos, pago anticipado o contradocumentación de embarque.

En ese sentido, se remarcó que esta situación posicionaría mejor a empresas multinacionales o grandes compañías, ya que es su propia casa matriz la que le vende y puede obtener el plazo, o bien cuentan con acceso a créditos en el exterior que les permiten pagar de contado al proveedor. Para las PyMEs, es difícil el acceso a dicho financiamiento externo.

Vale recordar que toda la información del SIRA fue puesta a disposición de los organismos integrantes del Régimen Nacional de Ventanilla Única de Comercio Exterior Argentino (VUCEA), que tienen tiempo de pronunciarse en un lapso de hasta 60 días corridos desde el registro en el sistema.

Fuente: https://www.el1digital.com.ar

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar