DE QUE SE TRATA

“A los impuestos que pagan las empresas los terminan pagando los consumidores”, señalan

Así lo expresó el contador público y director de un portal de educación financiera, Nicolás González, en el marco de la reglamentación de la nueva Ley de Impuesto a las Ganancias. Además, destacó que “más de un 90 por ciento de los trabajadores que tienen sus haberes en blanco dejarán de tributarlo”.

Días atrás, el Gobierno nacional reglamentó parte de los cambios a la Ley Nº 27.617 de Impuesto a las Ganancias. Así, alrededor de 1.270.000 trabajadores que cobran hasta 150.000 pesos en bruto dejarán de pagar el tributo, mientras que el aguinaldo ya no se tendrá en cuenta para el gravamen, entre las principales modificaciones. En diálogo con Radio Universidad, el contador público y director del portal de educación financiera “El ABC de tu dinero”, Nicolás González, se refirió al tema y destacó que “más de un 90 por ciento de los trabajadores que tienen sus haberes en blanco dejarán de pagarlo”.

No obstante, indicó: “Hoy, podemos encontrar personas que se encuentran libres de pagar el impuesto, pero, con las discusiones paritarias de este año, es probable que los salarios tengan algún grado de actualización”. “Se debería ver, en agosto o septiembre, si aquellos por debajo del límite siguen ahí cuando los aumentos se empiecen a aplicar”, agregó. Por otra parte, advirtió que “uno podría preguntarse si los impuestos que pagan las empresas los terminan pagando, finalmente, los consumidores, porque la realidad es que los impuestos son costos y, muchas veces, las empresas van a tratar de trasladar los mayores costos a los precios, que terminan pagando los consumidores”.

“Con su ingreso, el trabajador atiende una canasta de bienes y servicios que aumenta en un determinado nivel y, en los últimos años, los salarios le empatan”, señaló González.

Por último, hizo mención al proceso inflacionario, una de las principales problemáticas económicas que afecta al país hace varios años: “Con su ingreso, el trabajador atiende una canasta de bienes y servicios que aumenta en un determinado nivel y, en los últimos años, los salarios le empatan”. “Este país tiene una inflación crónica”, sostuvo.

Vale recordar que la Ley de Impuesto a las Ganancias actual, sin las modificaciones, contempla los salarios netos desde 74.810 pesos sin deducciones por familia y de 98.893 para los casados con dos hijos. Además, la devolución de impuestos representa un esfuerzo fiscal de más de 40.000 millones de pesos.

Fuente: http://www.el1digital.com.ar/

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar